PROPÓSITOS PARA 2017







Hola lectores y lectoras.

Soy consciente del abandono en que tengo sumido mi blog. Podría responsabilizar, con toda la razón, a las fiestas navideñas, que causan tantos trastornos en la rutina, en la alimentación, en el sueño... y que por eso me encantan. Ya disfruté de familia, veladas en torno a la mesa, regalos y risas infantiles. Ya retiré todos los adornos navideños y ahora regreso, lentamente y sin prisas a esa rutina diaria que nos viene tan bien para la salud, y que por otra parte, a veces es taaan aburrida.

Pero por comenzar enero y con este mes, el año 2017, no voy a sumirme en el tedio ni voy a renunciar a los sueños y expectativas que se forman en esos momentos mágicos de la Navidad, cuando un año finaliza y otro comienza. Mis propósitos como escritora para este año que empieza, perezoso y frío, siguen intactos y previstos para su cumplimiento sin excusa alguna.

En primer lugar, he decidido no dejarme encasillar en ningún género concreto de literatura. Como ya sabéis, me muevo bien con el género de misterio, o inquietante, como a mi me gusta llamarlo. Como se demostró en 2016, mis obras no son fácilmente clasificables.  Secretos en alcanfor estuvo presente tanto en Castelló Negre, como novela negra donde se investigaba un crimen y en la I Feria de la Novela Romántica, ya que contiene unas siete historias de amor, todas ellas con un final más o menos feliz.
Por ello, voy a seguir moviéndome en ese terreno pantanoso, donde los híbridos intentan ganarse público de todas las edades y gustos. Veremos si salgo airosa del reto, pues eso lo deben decir mis lectores y lectoras. 

En segundo lugar, tengo entre manos cuatro proyectos, a cual más ambicioso, pero vale la pena intentar conseguir la meta, que es publicar y ser leída, pues no tiene sentido publicar un libro que terminará lleno de polvo en la estantería de una librería. Cada uno de ellos, de diferente género, llevará mi sello: la escritura clara, que llegue al lector o lectora y le explique una historia complicada con palabras sencillas. En eso no voy a cambiar.

En tercer lugar, deseo continuar con el proyecto de poner a Castellón de la Plana en el mapa cultural que le corresponde. Es un trabajo duro, porque parece que solo hay vida cultural en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao o Sevilla. Y aquí, en mi ciudad y su provincia hay grandes escritores y escritoras, y gente que disfruta con la lectura, cada vez más. A través de tertulias, clubs de lectura, asociaciones de escritores y espacios creativos, pienso seguir participando para poner mi pequeño granito de arena en esta tarea inmensa.

En cuarto lugar, y no menos importante, intentaré llevar mi blog al día, aunque me cueste un gran esfuerzo, dado todos mis propósitos anteriores, porque os lo debo, y porque también es una colaboración para el mundo cultural, otro granito de arena para formar una gran playa.

Y creo que eso es todo. Pronto volveré con una nueva entrada, porque se acerca el primer cumpleaños de un duendecillo que llena mi vida y me inspira nuevos retos. Si, aquel Benji a quien dediqué una bonita declaración de intenciones hace ahora un año, merece una nueva carta, y la compartiré con vosotros, si queréis leerla. Muchas gracias por vuestra amable atención y feliz año a todos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada